Concluye la intervención del componente técnico de NAMA Facility, financiado por el gobierno de Alemania y de Reino Unido y apoyado en México por la Deutsche Gesellschaft für Intrenationale Zusammenarbeit (GIZ) Gmbh.

El Proyecto NAMA Facility, Componente Técnico, concluyó sus actividades este diciembre del 2017 después de cuatro años de una exitosa cooperación para promover la vivienda sostenible en México. El objetivo de éste fue el apoyar al país a transitar a un modelo de construcción de vivienda sostenible; fue conformado por dos componentes, el técnico y el financiero, este último está apoyado por el Banco Alemán de Crédito para el Desarrollo, KfW, actualmente es implementado en México por la Sociedad Hipotecaria Federal, sus operaciones y el desarrollo de proyectos continuarán hasta 2020.

Este proyecto es de gran relevancia ya que fue el primero en su tipo financiado por el NAMA Facility Fund del gobierno alemán y el gobierno del Reino Unido, además que la NAMA de Vivienda fue la primera creada en el mundo, enfocada al sector de interés social por lo que es la más avanzada en su diseño técnico e implementación.

Durante estos cuatro años de trabajo del componente técnico, los resultados de la cooperación y de los esfuerzos del gobierno del país con apoyo de la Cooperación Alemana al Desarrollo Sustentable (GIZ) en México, superaron las metas establecidas al inicio de la actual administración. A través de la Comisión Nacional de Vivienda (CONAVI) se apoyó en la adquisición de más de 83mil 860 viviendas bajo los criterios de la NAMA, superando las expectativas al inicio de esta administración, hoy en día dos de cada 10 viviendas se construyen bajo el estándar de la NAMA y el gobierno federal logró con estas acciones la mitigación de 47mil toneladas de CO2.

Las familias mexicanas se han visto beneficiadas al tener acceso a una mejor vivienda al mismo precio; al disfrutar del mejoramiento del confort térmico al interior de sus viviendas; y sobre todo con la reducción en sus consumos de gas, electricidad y agua; y, por ende, en los gastos relacionados.

El componente técnico apoyó al gobierno mexicano a promover la Mesa Transversal de Vivienda Sustentable, donde los criterios de sustentabilidad para los distintos programas de vivienda que implementan las instituciones que hoy están dedicadas a atender a las familias mexicanas se han homologado, se realizaron talleres y campañas de sensibilización a nivel nacional a través de “Mi casa es mi mundo” y se logró que la participación de los desarrolladores de la vivienda se incrementara más de tres veces en los últimos tres años. Se realizaron dos proyectos piloto en las ciudades de Mérida, Yucatán y en Monterrey Nuevo León, con la finalidad de probar nuevos sistemas constructivos y aumentar los niveles de eficiencia energética en la vivienda social.

A través de consultorías y estudios internos, el componente técnico desarrolló estudios técnicos, conceptos, apoyó en la actualización de herramientas de evaluación, creó campañas de monitoreo, materiales de comunicación y sensibilización a usuarios finales,  materiales con información técnica para los desarrolladores y proveedores de materiales de construcción sostenible, talleres para los tomadores de decisión y autoridades locales, todos con el objetivo de contribuir a transformar al sector de la vivienda sostenible y apoyar a México a cumplir con sus metas de desarrollo y protección al medio ambiente.

Con las acciones del componente técnico de NAMA Facility, quedó de manifiesto el compromiso de países como el Reino Unido, Alemania y México de alinearse al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, mitigar los efectos del cambio climático y comprobar que, con la participación de muchos actores, el desarrollo es posible.

La GIZ  continuará apoyando a la vivienda con la creación de un nuevo programa enfocado en la rehabilitación energética y la adición de ecotecnologías a la vivienda existente.

Más información en:

http://www.micasaesmimundo.com/

http://lossistemasdemicasa.com/